Todos alguna vez hemos visto la típica figura de aquel gato que mueve la mano como si estaría saludando. Ese simpático felino tan común en restaurantes asiáticos no es más ni menos que el popular Maneki Neko, un amuleto que según las creencias japonesas “llama la buena fortuna” atrayendo a nuevos clientes a los negocios. Veamos a continuación sus significados y su origen.

[tg_lightbox type=”image” src=”https://www.anitokio.mx/wp-content/uploads/2018/01/3298047103_86e2ac1e75_z.jpg”]

Maneki Neko significa literalmente “El gato de llama“, y se trata de una figura de un gato que tiene levantada una de sus patas, con la cual “llama” o “invita” a los clientes y a las visitas oportunas. En sus figuras casi siempre es representado con un collar que tiene un cascabel que ahuyenta los malos espíritus, y por además sobre su pata derecha casi siempre tiene una antigua moneda japonesa llamada “Koban“, la cual se cree que atrae la riqueza.

[tg_lightbox type=”image” src=”https://www.anitokio.mx/wp-content/uploads/2018/01/3298053357_ecb554ee1a_z.jpg”]

Dependiendo de sus colores y de la pata que levante, su significado es completamente distinto. Por ejemplo, se cree que si el Maneki Neko levanta su pata derecha atrae prosperidad y riqueza. Sin embargo, si la pata que levanta es la izquierda, eso significa que atrae visitas oportunas y clientes. Pero si este tiene ambas patas levantadas significa que atrae todo lo bueno para el hogar y las finanzas. Por otra parte, se cree que cuando más alto vaya la pata del Maneki Neko, atraerá más clientes de lugares lejanos.

[tg_lightbox type=”image” src=”https://www.anitokio.mx/wp-content/uploads/2018/01/9228400317_82803e1f8d_z.jpg”]

No todos son del mismo color, y cada color tiene un significado en particular. Por ejemplo, si es de color blanco, significa que atrae clientes y personas buenas a tu vida, y si es dorado significa que atrae la buena fortuna en abundancia. Si es de color negro, se dice que es un gran amuleto contra las mala energías del negocio y del hogar, y si es rojo aleja las enfermedades. Los que son de color verde dan buena suerte en los estudios y exámenes, y se cree los de color rosa atraen a la pareja ideal. Por otra parte, si es azul se cree que da protección y seguridad.

[tg_lightbox type=”image” src=”https://www.anitokio.mx/wp-content/uploads/2018/01/17003032372_411822876b_z.jpg”]

Este amuleto se puede encontrar normalmente en restaurantes, y sobre todo en bares como los izakaya, entre otras tiendas tradicionales de Japón. En occidente también es muy usual verlo en los mostradores de los negocios, sobre todo en restaurantes de comida asiática.

[tg_lightbox type=”image” src=”https://www.anitokio.mx/wp-content/uploads/2018/01/29551019551_4624a62fa6_z.jpg”]

Sin embargo, en occidente hay mucha gente que aún cree que el Maneki Neko es una figura proveniente de China, ya que los chinos también acostumbran a tener este amuleto en sus negocios. Pero eso es totalmente incorrecto, ya que esta figura de la suerte surgió en Japón durante el periodo Edo. Existen varias historias acerca de como se originó el Maneki Neko, y entre ellas la más popular es una que trata sobre el gato de un monje muy pobre, que le salvó la vida a un importante señor feudal del shogunato Tokugawa.

[tg_lightbox type=”image” src=”https://www.anitokio.mx/wp-content/uploads/2018/01/15615812432_6412d04a97_z.jpg”]

Cuenta la historia que durante una noche de tormenta eléctrica, un rico señor feudal se estaba refugiando bajo un árbol que estaba muy cerca del templo Goutokuji. En un momento, el señor feudal ve que se asoma un gato desde ese templo, y que comienza a hacerle señas con su pata para que salga de ahí. Siguiendo estas señas, el señor feudal caminó hacia la puerta del templo, donde estaba el gato, y pocos instantes después un fuerte rayo impactó sobre aquel árbol en donde se estaba refugiando antes.

[tg_lightbox type=”image” src=”https://www.anitokio.mx/wp-content/uploads/2018/01/13921356554_09f83bd768_z-1.jpg”]

Si no hubiera sido avisado por las señales de ese gato, habría perdido la vida al instante. Es por eso que en agradecimiento al simpático animal que lo alertó durante la tormenta, este señor feudal dio una importante donación al templo Goutokuji, y entabló una amistad muy fuerte con el monje de este templo, que era el dueño del gato, cuyo nombre era “Tama“. Cuando el gato murió, sus restos fueron enterrados en este templo y en su honor se hizo la primera figura del Maneki Neko. Se trataba de una enorme estatua de un gato con su pata levantada como si estuviera llamando o invitando a entrar, y más adelante sus versiones más pequeñas comenzaron a venderse como amuletos de la buena suerte.

Por supuesto, este templo existe y está en Tokio, en el barrio de Setagaya. Una zona muy tranquila y alejada del bullicio de la ciudad. Los turistas lo llaman “El templo de los gatos”, ya que dentro de este hay varios altares repletos de figuras del Maneki Neko de todos los tamaños. Sin lugar a dudas un destino que vale la pena visitar si andas por Tokio, y más aún si quieres ver donde se originó este tradicional amuleto japonés.

¿Que te ha parecido la historia del Maneki Neko? ¿Te gustaría visitar el templo de los gatos?